martes, 3 de diciembre de 2013

Cómo escoger un bastón para trekking

Lo primero que nos hallamos al llegar a la tienda de deportes, es una variedad infinita de bastones, con características muy diferentes, en relación a su color, empuñadura, medidas, materiales de fabricación, incluso en extras incorporados. Algunos consejos de porque comprar bastones de trekking:

Acrecentamos el rendimiento caminando, eso quiere decir invertir menos esfuerzo en las travesías y cruzar los ríos con más seguridad.
Optimamos nuestro equilibrio, ya que caminamos sobre 4 patas y no sobre dos.
Prevenimos y evitamos lesiones en rodillas y ligamentos, minimizando también la posibilidad de sufrir un esguince o reduciendo su gravedad, ya que parte de la carga de trabajo en las articulaciones, la repartimos a través de los bastones al suelo ( sobretodo en situaciones de sobrepeso o desgaste normal en edad avanzada ).
Nos puede resultar de ayuda de emergencia, en caso de pierna rota e inmovilizarla, o en una torcedura, como muleta hasta llegar a la asistencia.
Inconvenientes, todo no es de color de rosas y con los bastones pasa lo mismo, debemos utilizarlos de manera lógica y responsable, teniendo en cuenta que el cuerpo necesita sobrecargas livianas para reforzarse, es decir si usamos siempre bastones, los músculos se atrofian, perdiendo parte de su capacidad y fuerza, si somos deportistas habituales, con reforzar la musculatura implicada basta, para personas sedentarias en lo posible, es mejor intercalar descansos para que el cuerpo trabaje de manera natural.
Para concluir, si bien a la hora de correr por montaña, en ocasiones pueden incomodar, los podemos plegar y colocarlos en los anclajes de la mochila así ganamos en libertad, en trekking o senderismo por contra, con pendientes pronunciadas, os los recomiendo personalmente.
Estos son muy ligeros, plegables en varios tramos y fáciles de ubicar en la mochila, por contra en los descensos se nos pueden partir, además de ser más complicado regularlos a nuestra altura.
Para senderismo o trekking cualquier bastón telescópico de calidad, plegable/extensible con 2 o tres tramos, nos ira perfectamente, además es muy fácil regularlos a nuestra complexión.
Asegurar la calidad del bastón, debe tener la marca CE incorporada en la etiqueta, en caso que se haya fabricado en otro país consultad la normativa, además comprad en locales de deportes conocidas y jamás compréis un bastón de segunda mano.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Deportes Náuticos en argentina

En Argentina se puede disfrutar de los deportes alternativos o aventura en sus  ríos, arroyos, lagos y lagunas, que son el agrado de aquellos que gustan del agua y las actividades deportivas y recreativas relacionadas con ella.


Con el majestuoso río Paraná a un lado, el bello río Uruguay al otro, y numerosos cursos hacia el interior del territorio, la provincia de Entre Ríos despliega una incontrastable propuesta turística en este sentido.
Windsurf, esquí acuático, motonáutica, canotaje, velerismo, kayak, remo, excursiones y paseos, e incluso bautismos de buceo, conciertan la oferta acuática en los múltiples destinos entrerrianos complaciendo con opciones contiguas a la aventura a inexpertos y aficionados.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Trekking Extremo: Calzado rígido


Para hacer trekking más extremo: con calzado rígido ya estamos tratando de rutas de alta montaña y recorridos muy técnicos. Ten en cuenta que la suela de esta zapatillas no cede apenas a la torsión ni la flexión, con lo que no es tarea fácil andar con estos calzados para trekking. Es parecido a andar con unas botas de esquí, donde el movimiento es algo de robot.
Lo bueno de estas zapatillas es que son en demasía seguras y el pie va totalmente sujeto. Lo normal es usar estas botas cuando ya tenemos que adentrarnos en zonas de nieve y además en zonas donde debemos de andar por hielo, ya que las zapatillas rígidas suelen estar dispuestas para el uso de krampones.
Lo peor de las zapatillas rígidas es que si las escoges para una ruta que no es la adecuada lo pasarás mal porque son unos calzados que pesan mucho y que apenas posibilitan el movimiento cómodo del pie, por lo que su uso en rutas normales de trekking está apartado. Podemos decir que son unas zapatillas para situaciones especiales y para gente preparada.
En resumen, la mayor parte de nosotros usaremos zapatillas de suela rígida o semirígida dependiendo del a dureza de la ruta y las condiciones. Las rígidas ya son para zonas muy técnicas y gente preparada, no son digamos para andar cualquier día por la montaña. Escoger la zapatilla correcta es muy importante, imagínate realizar una ruta de 3-4 días con la zapatilla equivocada…eso no hay quien lo aguante, de ahí la insistencia en probar el calzado semanas o meses antes de la ruta.

Trekking Avanzado: Zapatillas semirígidas para caminos complicados y técnicas



Cuando la ruta de trekking  es más difícil y ya hablamos de zona pedregosa, media-alta montaña y mayor protección para pies y tobillos lo mejor es una zapatillas semirígidas. Este tipo de calzado ayuda al apoyo en áreas difíciles como rocas y evita que toda la fuerza la realice el pie, sino que parte de la estructura de la bota sirva de apoyo.
Este calzado posibilita un cierto grado de torsión pero no se arquea completamente ni con facilidad, lo que va a dar mucha seguridad a la parte del tobillo y evita continuas torceduras. Es un calzado más pesado que el blando para trekking y por eso hay que tener cierto aspecto físico para llevarlo, ya que estar unas cuantas horas pateando con estas zapatillas demanda de un esfuerzo extra.
Una cosa muy a tener en cuenta con los calzados semirígidos es que hay que intentar poseerlas “domadas” antes de usarlas para una ruta larga. Al ser una organización rígida habrá más rozaduras y el poseer el calzado anteriormente probado y algo trillado minimiza esos daños.

Trekking: Calzado para hacer caminata o trekking

Las rutas por la montaña o rutas de trekking son unos de los deportes aventura más gratificantes en el medio natural.

El inconveniente de la montaña es que hay que saber escoger bien el equipamiento. Elegir las zapatillas adecuadas para la montaña es vital, los pies son la herramienta más significativas, por eso hoy vamos a darle un repaso a que tipos de zapatilla que hay para hacer trekking, sus características y en que momento hay que usarlas.
El calzado blando para caminar por rutas de montaña fáciles
Cuando vamos a andar o realizar una ruta de un día sobre terreno fácil sin demasiadas complicaciones lo mejor es usar un calzado blando, es decir, una zapatilla cuya suela no tenga mucha oposición a la torsión. El calzado de montaña con suela blanda se iguala mucho a una suela de zapatilla de atletismo, con la diferencia de que la suela posee mayor agarre y es más técnica.
Utilizando una zapatilla blanda para rutas sencillas sorteamos la incomodidad de llevar un exceso de peso en los pies y de que elementos más técnicos de una zapatilla como la protección dura no nos valgan para nada.
Otra cosa a tener en cuenta es si la ruta va a tener zonas de barro o humedad o si en ciertos momentos hay áreas de piedras donde debemos de tener protegidos nuestros tobillos. En estos casos debemos de escoger, además de la suela blanda, un material tipo goretex para resguardarnos del agua y jugar con la altura de la caña.